Redefine tus límites: “Mi lucha para alcanzar el éxito”

HEADERHEADER

“Mis límites se convierten en mis contrincantes.”

“¿He hecho lo suficiente? “¿He estado haciendo todas las cosas correctas?” Estas son las preguntas que Ashley Robinson se hace todos los días. El luchador profesional de MMA (Artes Marciales Mixtas) y de kickboxing de Sudáfrica no permite que el lugar de donde viene o la influencia de otros determinen su resultado. El éxito de Ashley se basa en su lucha diaria – dentro y fuera del cuadrilátero. La lucha para superar los límites y convertirse en su mejor versión. Lee más para descubrir la historia de El Luchador.

“Me llamo Ashley William Robinson, nací y me crie en Sudáfrica, en una pequeña ciudad llamada Paarl. Me siento orgulloso de llamarla mi hogar, pero no fue fácil crecer aquí. Cuando era niño, se metían conmigo porque era pequeño, delgado y débil. Tuve que aprender a defenderme desde muy joven y muchos de mis amigos acabaron uniéndose a la gente equivocada. ¿Estaba destinado a eso? A veces parecía que sí. Pero según me iba haciendo mayor, me di cuenta de que me dejé influenciar de forma negativa por otras personas en mi infancia. Entonces fue cuando decidí tomar el control. Dejar que esos niños fueran lo que quisieran ser, que yo pasaría página para seguir adelante con mi vida y ver dónde acabaría.”

“Mi carrera atlética empezó cuando mis padres me inscribieron en un dojo de karate llamado Goju Kai. Este deporte me enseñó mucho sobre mí. Descubrí mi fuerza interior y la importancia del respeto y de la determinación. En poco tiempo, las artes marciales mixtas se convirtieron en mi pasión. Era una distracción. Una manera de escapar del entorno negativo que me rodeaba. No solo entrenaba, empecé a competir y a clasificarme. A lo largo de los años, me convertí en el campeón amateur de kickboxing de Sudáfrica, en el campeón de CFL y PFC K1. Me abrió muchas puertas en la vida y ahora me dedico a hacer realidad mi sueño de trabajar como doble de riesgo.

Pero mi trayectoria como Atleta no fue fácil. Elegí ser diferente y esto significó hacer sacrificios y trabajar duro. Todos los días cocino, entreno, enseño, ayudo a clientes y viajo para realizar diferentes tareas porque vivo muy lejos de la academia y del trabajo. Me esfuerzo por hacer todo esto en 24 horas, porque sé que es necesario.”

“También sé que todo esto no hubiera sido posible sin Freeletics. Llevó mi vida profesional y personal a otro nivel. Cuando empecé, ya era bueno en lo que hacía. Pensaba que estaba en forma y en la cima, pero Freeletics me desafió en un nivel totalmente diferente. El entrenamiento de Bodyweight me enseñó el arte de usar todos mis músculos al mismo tiempo. Me volví más rápido, más poderoso, más centrado e incluso más sabio. Con cada workout, me veo obligado a eliminar todas las barreras mentales que se interponen en mi camino. Esto me deja con una mente completamente libre, preparado para ir a cualquier lugar que necesito ir. Y cuando se trata de ese momento tan importante, cuando estoy en el cuadrilátero frente a mi oponente, la capacidad de acabar con el ruido y de concentrarme puede ser la diferencia entre ganar o perder.”

Entonces, ¿qué es lo siguiente? Ahora que he redefinido mis límites, quiero ayudar a la gente joven que está en la misma situación que estuve yo, redefinir sus límites. Mi objetivo es demostrar a los niños que ellos también tienen una opción en la vida. Al enseñarles Freeletics, no solo aprenden el entrenamiento, sino todo el estilo de vida y el modo de pensar que lo acompaña, espero que se den cuenta de que nunca tienen que aceptar su situación o el entorno que les rodea.”

Sé escandaloso. Sé audaz. Prueba cosas nuevas. Motívate e inspírate. Todos somos iguales. Así que ve ahí fuera y fórmate para convertirte en la persona que quieres ser. Redefine tus límites.