Entrenamiento inteligente durante el embarazo: La historia de Denise

Header DenisesStory

La vida en la tropical capital de Indonesia, Yakarta, la Atleta Libre, desde hace mucho tiempo, Denise Spiegel (33) depende de su entrenamiento de Freeletics para mantenerse sana y en forma. Cuando descubrió que estaba embarazada en julio de 2016, no podía estar más feliz. Pero tampoco podía imaginar el tener que renunciar a su entrenamiento y deshacer todos los resultados que le había costado tanto conseguir. Era el momento de encontrar un equilibrio entre un embarazo sano y un entrenamiento regular. Después de todo, un verdadero Atleta Libre encuentra soluciones, sin excusas.

Fui la persona más feliz cuando descubrí que estaba embarazada. ¡Pero también me di cuenta de que esto no me dio excusas para parar de entrenar! Mi matrona me animó especialmente a continuar con el entrenamiento – ¿de qué otra manera podría ser capaz de llevar a cabo el parto? Así que continué. Me aseguré de controlar mi ritmo cardíaco, sin sobrepasar las 150 rpm para evitar cualquier riesgo. También modifiqué algunos ejercicios que podrían ser peligrosos para el feto y evité algunos completamente, como los Jackknives y las Pistols. Pero en general, completé mi entrenamiento de Freeletics según lo prescrito durante el primer trimestre.

denises story

En cuanto entré en el segundo trimestre, empecé a ajustar mis workouts según iba cambiando mi cuerpo. Leí sobre una condición llamada diastasis de rectus, donde los lados de los músculos abdominales se separan durante el embarazo. Aunque una cierta separación es normal, puede empeorar al hacer determinados ejercicios como Situps, Crunches, Frontal Planks, Pushups y Straight Leg Levers. Así que modifiqué algunos de mis workouts en una posición elevada para reducir la presión en los músculos abdominales. También reemplacé algunos ejercicios de mayor impacto, como los Jumping Jacks y los Burpees, por otros de menor impacto como las Elevated/Wall Pushups (Pushups elevadas / pared), 30 segundos de Wall Sit o Side Step Jacks. Estas modificaciones fueron geniales porque me permitieron continuar haciendo workouts de Freeletics de 3 a 4 veces a la semana de acuerdo con mi semana del Coach. Afortunadamente muchos de los workouts que ya estaban incluidos en mi entrenamiento, como las Squads y las Lunges, eran de poco impacto y pude continuar con ellas como siempre sin modificación alguna.

denises story

Aunque no podía esforzarme a fondo en mi estilo acostumbrado de Freeletics, mi entrenamiento constante me permitió hacer frente con facilidad los cambios de mi cuerpo. Mi aumento de panza y peso no fue nunca un obstáculo en mi vida diaria, y después de dar a luz recuperé rápidamente una talla menos, con la que me siento cómoda. Necesitaré todavía tiempo antes de volver al cuerpo que tenía antes de tener el bebé, pero espero que pasen rápido mis 6 semanas de recuperación prescritas. Mientras tanto, hago solo ejercicios leves y algunos intervalos del Coach con movimiento como el entrenamiento de suelo pélvico, Squats, Hip Raises, Calf raises y Wall Pushups ya que no ejercerán mucha presión en el cuerpo.

denises story

En ningún momento quise abandonar el entrenamiento durante mi embarazo Por supuesto que fue duro en alguna ocasión, pero me sentía con mucha energía, en forma y feliz. Mi marido y la comunidad de Freeletics me motivaban mucho a continuar, ya que abandonar nunca era una opción.

denises story

Espero que mi historia pueda inspirar a otras futuras madres a mantenerse activas durante el embarazo. Lo más importante que hay que recordar es que hay que escuchar siempre al cuerpo, y ajustar el nivel de actividad física en consecuencia. Solo tú eres capaz de saber de lo que eres capaz, pero si haces las cosas de una en una y aprovechas los cambios que tu cuerpo va experimentando, acabarás siendo más fuerte.

denises story

Recuerda consultar siempre con tu médico antes de continuar con tu entrenamiento durante el embarazo.