La historia de Ana Agostini

Ana Header

“Después de haber llevado una vida sedentaria, nunca imaginé que después de 35 años y dos niños, ¡conseguiría mi mejor forma física e incluso usaría talla de ropas que no había usado desde que tenía catorce años!” A Ana Agostini (35) nunca le gustó hacer ejercicio. Se apuntó a clases en alguna ocasión, tomó clases de baile tap cuando era más joven, e incluso probó pilates, pero no importaba el qué, nunca conseguía mantener la disciplina para seguir su entrenamiento. Todo esto cambió tras un examen médico, en el que le advertía de la posibilidad de sufrir diabetes y otras enfermedades causadas por una obesidad avanzada. Es entonces cuando todo cambió. Decidió adoptar una vida más saludable y un estilo de vida más activo.

Junto a su marido, empezaron a buscar en internet alternativas que podrían adaptarse a su jornada laboral de tres trabajos. Ahí es cuando los vídeos de transformación de Arne y Levent les llamaron la atención. El marido de Ana fue el primero en empezar. Ella vio todos los workouts, pero no estaba todavía segura de poder completar workouts tan intensos, especialmente aquellos con Burpees. Sin embargo, después de ver los resultados reales de su marido, no dudó más y empezó también a entrenar.

ana before

“Al principio, fue muy difícil, pero me gustó ser capaz de aumentar mi nivel de forma física, mientras ganaba puntos por cada workout completado. Eso me motivó para no abandonar en el camino, una táctica que funcionó para mí, alguien adicto a juegos en internet para pasar el tiempo. E incluso mucho mejor que ganar puntos y subir de nivel, empecé a perder peso. ¡De una manera saludable! Sin embargo no al principio. En las primeras semanas no vi mucha diferencia, pero al final del primer mes, empecé a ser más enérgica. ¡Y a finales del tercer mes, ya estaba usando mi saco de boxeo de nuevo, el que no había usado desde que tenía 14 años! Siempre he sido bastante sedentaria e intenté muchas cosas diferentes durante los últimos años: entrenamiento de peso, bailar, etc, pero nunca pude continuar con ello durante más de tres meses. También fui escéptica sobre Freeletics, principalmente porque se hacía en casa, pero me sorprendió gratamente con mi determinación y resultados. Me mantiene activa en mi régimen y en la comunidad de Freeletics,” comentó Ana.

Ana, ¿qué te motivó para continuar?

“No hay motivación más gratificante que ver a mis hijos felices. Puedo despertarles por la mañana y vestirles sin sentirme cansada, sin pesadez en las piernas, o sin sentirme abrumada mental y físicamente. Hoy en día, soy también como un niño, correteando de aquí para allá, subiendo y bajando las escaleras con facilidad con ellos en brazos, algo que no podía hacer anteriormente con mi peso de antes. Mi determinación se ha convertido en inspiración incluso para ellos. Nuestros momentos de workout en casa, se han convertido en momentos familiares. Me siguen y se divierten imitándome. Estoy muy orgullosa de mí y mi familia, así como otras personas que han visto nuestros resultados y quienes ahora buscan un nuevo estilo de vida también. La disciplina que he desarrollado de hacer ejercicio en casa con Freeletics me ha ayudado también a ser más disciplinada en mis compromisos personales, economía, y otras áreas de mi vida. He aprendido que planear, es la cosa más importante cuando te fijas un objetivo.”

ana

Al mirar atrás en tu trayectoria como Atleta para convertirte en una Atleta Libre, ¿qué fue lo más difícil?

“Sin duda fue el principio. Mi cuerpo se sentía débil en todo momento. Cada vez que empezaba el entrenamiento, me sentía enferma con miedo. Sin embargo, con el tiempo, todo fue mucho mejor. Empecé a escuchar clases de Tony Robbins, mientras hacía entrenamientos. Soy gran fan suya, y su edad y nivel de energía me inspiraron, ¡haciendo que me diera vergüenza abandonar! Fue una gran estrategia. Otra cosa que me hizo continuar fue el sistema de puntuación e ir pasando niveles. Como he sido adicta a los juegos online con los mismos principios, me resultó fácil. Cada workout me daba la oportunidad de mejorar mis tiempos y perfeccionar la ejecución de mis movimientos. Esto me motivaba incluso mucho más. Al principio, pensé en sabotear las sesiones del Coach, pero me di cuenta que abandonar en la mitad o saltarme una serie, incluso si alguien no estaba mirando, solo me perjudicaría a mí misma. ¡Quien no arriesga, no gana! Pero confieso que al principio ya era a veces duro solo seguir respirando. (risas)”

ana group

¿Qué es lo que más te gusta de Freeletics?

“Lo que más me gusta de Freeletics es lo mucho que mejoras en poco tiempo. Y esas mejoras son muy obvias. En tan solo un año, entrené para correr una media maratón, aunque incluso hubiera sido completamente sedentaria antes. No lo podía creer cuando completé el reto. ¡Satisfacción completa! Ahora sé que puedo llegar más lejos. Mi próximo objetivo es correr una maratón completa. Otro beneficio es la comunidad: ¡haces nuevos amigos, entrenamos juntos y nos apoyamos y nos motivamos los unos a los otros! ¡Es sorprendente cómo todo esto motiva para entrenar!”

ana last

¿Qué dirías a las madres que están en la misma situación en la que estabas antes de empezar con Freeletics?

“Cuando voy por la calle y veo a todas estas madres con sobrepeso, llevando a los niños en brazos con el mismo problema que tuve, quiero pararlas y decirles que tomar una decisión como hice yo, ¡mejoraría su tiempo con sus hijos! Y que no abandonen. Pero que tampoco se metan mucha prisa. Pueden entrenar a su ritmo. Tomarse un descanso cuando sea necesario, y con el tiempo, verán mejoras significantes en su fuerza y tiempo. ¡Es simplemente muy adictivo mientras no abandones!”

ana afterbaby

No fue fácil para mí al principio. Tuve que comprometerme, escribir mis prioridades y lo que tenía que cambiar en un papel. Tenía que revisar mis rutinas diarias y modificar algunas cosas, pero cuando la mala salud llama a la puerta, nos vemos obligados a pensar de nuevo en nuestros valores. Actualmente me levanto a las 5 am para tomarme un café y empezar el entrenamiento. Cuando me tengo que levantar durante la noche con mis hijos, adapto mi entrenamiento a la hora de comer. Es tan flexible que realmente no puede haber excusas. Me siento orgullosa de que soy capaz de superar estos desafíos. Cuando valoramos algo, encontramos la manera de hacerlo funcionar.