Consigue tu Coach

Entrena según tu tipo de cuerpo

Working out for your body type header copy

Tanto si quieres perder peso, tonificarte o ganar musculatura, conocer y comprender tu tipo de cuerpo puede ayudarte a conseguir tus objetivos de salud y fitness.

Cada persona tiene una figura diferente, y cada una responderá a la dieta y al ejercicio de forma diferente, pero, si sabes cuál es tu tipo de cuerpo, podrás comenzar a entender cuál puede ser tu predisposición. Es importante recordar que, si quieres, puedes, así que no consideres tu tipo de cuerpo una limitación: solo tienes que modificar tu programa de entrenamiento y tu alimentación para conseguir los resultados que quieres. El experto en entrenamiento y nutrición David Wiener te explica cuáles son los diferentes tipos de cuerpo y cómo puedes optimizar tu estilo de vida para que sea el que más te convenga. Desde la perspectiva de la ciencia deportiva, hay tres tipos diferentes de cuerpo:

1. Ectomorfo

Generalmente conocidos como delgados, los ectomorfos también pueden pertenecer a la categoría a menudo llamada "grasa delgada", es decir, con altos niveles de grasa visceral que no se ve, pero que rodea los órganos internos. Las personas que tienen este tipo de cuerpo suelen poder comer lo que quieran sin ganar peso, pero también suele tener problemas para ganar masa muscular.

2. Mesomorfo

Tienen una constitución natural más musculosa y atlética. Por lo general, la gente con este tipo de cuerpo puede comer mucho sin acumular grasa corporal debido a un elevado metabolismo y a células musculares muy receptivas.

3. Endomorfo

Las personas que tienen este tipo de cuerpo tienden a tener sobrepeso desde una temprana edad. Tampoco toleran los hidratos de carbono, y tienden a ganar peso con mucha velocidad, especialmente en la zona del estómago. Como resultado, les suele resultar más difícil perder peso.

Dependiendo de tu tipo de cuerpo natural, aquí tienes una lista de lo que debes y no debes hacer en tu entrenamiento:

Si eres ectoformo...

Los ectomorfos pueden tener un peso demasiado bajo, pero un alto porcentaje de grasa corporal y no suficiente masa magra (muscular). Los ectomorfos deberían concentrarse en aumentar su masa muscular, dándole prioridad al entrenamiento con pesas. En cuento a la dieta, los ectomorfos deberían elegir alimentos nutritivos y ricos en calorías para sus snacks y comidas, como nueces, pipas de girasol, frutas secas y verduras con fécula o almidón.

Si eres mesoformo...

Los mesoformos responden bien a un régimen de entrenamiento equilibrado, con una buena mezcla de ejercicios de cardio y pesas. Los workouts intensos que incorporan pliometría, entrenamiento con el peso del propio cuerpo y pesas te ayudarán a ganar musculatura y quemar grasa. Es probable que veas resultados bastante pronto independientemente del método de entrenamiento que sigas, en comparación con otros tipos de cuerpo.

Si eres endoformo...

Además de controlar su ingesta de hidratos de carbono y grasas, el plan de entrenamiento ideal para los endomorfos debería combinar un régimen de cardio intenso, junto con un programa de entrenamiento moderado con pesas para conseguir los máximos resultados. Los endomorfos deberían evitar las dietas milagro, ya que solo ralentizarán aun más su ya de por sí lento metabolismo, haciendo que el cuerpo se aferre aun más a sus reservas de grasa. Para que una persona endoforma consiga su cuerpo ideal, debe seguir estrictamente su programa de alimentación y entrenamiento. Las mejores dietas para los endomorfos suelen ser dietas bajas en hidratos de carbono, ya que muchos de ellos son sensibles a ellos.Esto significa que deben evitar la comida basura, y encontrar el modo de adoptar estos cambios y convertirlos en un estilo de vida sostenible que les venga bien.

Resumiendo:

A cada tipo de cuerpo le corresponde un método de entrenamiento y nutrición diferente. Descubrir cuál es el que mejor te conviene es un paso importante para conseguir tus objetivos. Sin embargo, algo que es beneficioso para todos los tipos de cuerpo es llevar un estilo de vida activo y saludable, tanto en el entrenamiento como en la nutrición. Aunque puede que existan variaciones dependiendo de la categoría a la que pertenezca tu tipo de cuerpo, lo mejor que puedes hacer es comer sano y entrenar con frecuencia. Para conseguir planes de entrenamiento y nutrición personalizados, descárgate ya las apps de entrenamiento y nutrición de Freeletics.