Consigue tu Coach

10 consejos de motivación para introducirte en el running

Header Motivation

La vida sería mucho más fácil si estuviéramos siempre motivados para hacer las cosas que cambian nuestras vidas a mejor. El único problema es que normalmente, cuanto mejor sea el cambio, mayor esfuerzo se necesita para llevarlo a cabo. Sucede lo mismo con Freeletics Running. Es mucho más duro que estar cómodo y no hacer nada, pero las recompensas son mucho mayores. Sin embargo, cuanto empiezas, puede ser difícil mantener la motivación alta cuando la euforia inicial ha pasado. Por eso hemos reunido los consejos de motivación más útiles de la comunidad y del equipo de Freeletics para ayudarte a mantener el buen camino, incluso cuando este se pone difícil.

Escribe tus objetivos

No importa si los objetivos son grandes o pequeños. Si es un objetivo sobre tiempo, distancia o peso. Piensa sobre lo que quieres conseguir. Luego escribe tus objetivos. Colócalos donde puedas verlos y reflexionar sobre tu progreso. Siempre ayuda a apuntar alto y a ser específico. Incluso si no los alcanzas directamente, seguirás por el buen camino.

Programa tu entrenamiento y establece alarmas de motivación

Cuando planees la siguiente semana, recuerda planear también tu entrenamiento. Si tienes problemas para llevar a cabo tu programa, ponte reuniones de entrenamiento en tu calendario, o haz planes para entrenar con tus amigos. De esta manera, es menos probable que olvides que querías entrenar o dejar plantado a alguien en el último momento. Si decides establecer alarmas pronto por la mañana o recordatorios en el teléfono, intenta añadir mensajes de motivación para animar tu yo futuro para levantarse y salir a correr.

Ve a dar un paseo

Si no quieres realmente ir a correr, haz un trato contigo mismo. Ponte la ropa de correr y ve a caminar solo 15 minutos. En cuanto estés fuera, hay posibilidades de que termines corriendo de todas formas. Entonces puedes estar satisfecho contigo mismo por haber hecho más de lo que tenías planeado.

Ponte la ropa de Running

Ponerte la ropa de deporte te animará a salir. Si quieres ir a correr por la mañana, deja la ropa al lado de la cama y coloca las zapatillas de correr en frente de la puerta de la habitación. De esta manera, será la primera cosa que veas cuando te levantes. Además, las posibilidades de que te pongas esa ropa y salgas a correr son mucho más altas. A última hora de la tarde, cámbiate y ponte la ropa para ir a correr en cuanto llegues a casa. Y si quieres ir a correr a la hora del almuerzo, guarda la ropa en un cajón en el trabajo, colegio, etc.

Escucha una playlist que te guste mucho

Si escuchas una lista de tus canciones favoritas, tendrás ganas de salir a correr. Puedes empezar con una corta para hacer workouts, luego ve creando una lista más larga con el tiempo. No permitas que te acabe aburriendo. Debe ser tu motivación para salir y escuchar algunas canciones inolvidables.

Menos es más

Si siempre corres largas distancias hasta que estás completamente cansado, acabarás asociando el Running con esa horrible sensación. Y esto acabará con tu buena onda la próxima vez que pienses en ir a correr. En vez de eso, intenta realizar carreras cortas y rápidas. Los workouts de Freeletics Running son perfectos para esto – corres durante un corto periodo de tiempo, pero quemas tantas, o normalmente más, calorías que en carreras de larga distancia. Al ver tu progreso con nuevos PB en cada workout con el paso del tiempo, también te motivará para que des el máximo en todo momento.

Recompénsate

Es más fácil motivarse si trabajas para conseguir una recompensa.Y eso es exactamente lo que estás haciendo cuando entrenas, pero a veces una recompensa inmediata lo hace más fácil. Así que intenta premiarte – por ejemplo si completas todas tus carreras de la semana. Pero no te premies con una “comida barata” o alimentos malsanos. Deberías evitar considerarlos una recompensa para cada entrenamiento. En vez de eso, intenta premiarte con un día de relajación en casa, una película que deseas ver, un dulce sano o introducir un poco de dinero en un bote después de correr y así luego te podrás comprar algo después de un mes corriendo.

Recuerda donde empezaste

Documenta tu punto de inicio. Tan pronto decidas cambiarlo, escribe por qué. Toma nota de lo que no te hace feliz, lo que quieres cambiar, tu peso, tus medidas. Guarda fotos de ti cuando te diste cuenta de que no eras quien querías ser. Y siempre que pienses que tu entrenamiento se está haciendo muy duro, o te preguntes porqué te estás esforzando demasiado, lee lo que escribiste al principio. ¿Todavía sigues pensando que volver atrás es una opción? No. Sé justo contigo mismo manteniendo la promesa que te hiciste a ti mismo al empezar. La promesa de una vida mejor. Y, mientras continúes en tu trayectoria como Atleta, no olvides detenerte por un minuto para mirar atrás y ver lo que has conseguido. Esto debería ser más que suficiente motivación para continuar.

Disfruta de tus carreras

No permitas que tus carreras se hagan aburridas. En cuanto veas que tu entrenamiento es más una tarea que una diversión, estás probablemente a punto de abandonar. Intenta llevar a cabo nuestros consejos para que disfrutes más del Running – Estos consejos mantendrán tu entrenamiento fresco y tu mente motivada.

Comprométete contigo mismo

Si piensas que realmente no te apetece salir a correr, comprométete contigo mismo. Acuerda que solo saldrás durante diez minutos. Tan solo una carrera tranquila alrededor de unas pocas cuadras, y entonces volverás si es tan horrible como pensabas. En la mayoría de los casos, acabarás corriendo más distancia en cuanto estés fuera. Y si realmente lo detestas, puedes volver a casa después de 10 minutos e intentarlo otro día. De cualquier modo, será mejor que no hacer nada.

No dejes que tu estado de ánimo sea un obstáculo en tu trayectoria como Atleta hacia el éxito. Esto es lo que hace que los Atletas destaquen entre la multitud. Entrenan sin tener en cuenta su estado de ánimo. Se motivan a sí mismos cuando las cosas se ponen difíciles, porque saben que abandonar no merece la pena. Así que intenta llevar a cabo estos consejos para aumentar tu motivación cuando no te apetezca salir a correr. Has llegado muy lejos para dejar que todo tu trabajo y las buenas intenciones se echen a perder.