Sí o no: 6 alternativas al azúcar

¿Decidido a probar y a abandonar el azúcar? Dicen que es malo para ti y ahora, ¿estás buscando algo para reemplazarlo con una alternativa “más saludable”, como el sirope de agave o los edulcorantes artificiales?

¡Mantén el freno! Antes de decidir la sustancia dulce que vas a tomar, descubramos si las alternativas más comunes son realmente tan buenas para ti. Lee más para descubrirlo.

Fructosa

Normalmente se considera la fructosa como el “bueno de la película” porque se encuentra en frutas. Aunque la fructosa de las frutas no debería preocuparte (véase más abajo), puede ser perjudicial para la salud en su forma sintética. La versión sintética se encuentra en alimentos procesados y también en altas cantidades en el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), como indica su nombre. El JMAF se añade a un montón de diferentes alimentos como los cereales para el desayuno, refrescos o galletas. Varios estudios han demostrado, que la fructosa, se convierte en grasa incluso más rápido que la glucosa normal. Además, cuando se compara la glucosa normal y la fructosa, esta última causa una sensación menor de saciedad que la glucosa. Por todas estas razones, se llama a la fructosa el “espesante nº 1”.

Fruta

Es verdad que la fruta contiene azúcar, pero también viene con fibra, vitaminas, minerales, oligoelementos y antioxidantes, que son esenciales para la salud. Además, las frutas tienen una baja densidad energética, es decir, que tienen un número relativamente bajo de calorías en un gran volumen de alimento. Esto hace que sea difícil comer fruta en exceso. Por ejemplo, los albaricoques tienen solo 0,8g de azúcar de fruta por cada 100g de fruta. O los plátanos, 3,6 gramos de azúcar de fruta por cada 100g. ¿Qué significa esto? En pocas palabras, la fruta es increíble. Está rica y es fundamental para tu salud en general. Y punto.

Sirope de agave

Es probable que estemos ya familiarizados con este sustituto del azúcar. El sirope de agave está considerado como la alternativa más saludable debido a su bajo índice glucémico y por lo tanto utilizado como el ingrediente endulzante en productos “sin azúcar”. Pero, cuidado, porque en realidad, solo suena saludable. La razón por la que el sirope de agave tiene un bajo índice glucémico es porque está compuesto principalmente por fructosa y ya sabes por qué la fructosa puede ser perjudicial para la salud. Tiene incluso el contenido más alto en fructosa que cualquier otro endulzante del mercado. ¡Así que es mejor mantenerse alejado de este producto alimenticio altamente procesado!

Sirope de arce

El sirope de arce es una mejor alternativa al sirope de agave, porque no está tan altamente procesado y tiene menores cantidades de fructosa. Además tiene muchos nutrientes, como el manganeso, riboflavina y zinc.

Edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales como el aspartamo, la sacarina, el acesulfame y la sucralosa son aditivos de alimentos producidos sintéticamente que tienen un sabor dulce, mientras que tienen cero calorías. Suena demasiado bueno para ser verdad, ¿no? Eso es porque lo es. Pero hay estudios que han demostrado que los edulcorantes artificiales pueden también hacer que la gente gane peso. Los estudios han demostrado que las personas que consumen estos edulcorantes con regularidad, en la Coca-cola light por ejemplo, son mucho más propensos a ganar peso y a desarrollar diabetes tipo 2. Lo que es interesante en este contexto es que el cerebro responde de forma natural al dulce con señales para comer incluso mucho más. Saborear algo dulce sin calorías, nos produce más ganas de tomar bebidas y alimentos dulces, que acaba en el consumo en exceso de calorías. Los estudios también han demostrado que los edulcorantes artificiales pueden cambiar el tipo de bacterias en los intestinos, que también pueden desencadenar obesidad.

Miel

La miel, es uno de los productos alimenticios más antiguos y de gran tradición en el mundo. Contiene fructosa y glucosa, agua, minerales, vitaminas, antioxidantes, polen, enzimas y una pequeña cantidad de proteínas. ¿Te han preparado alguna vez una taza de té con miel cuando has estado enfermo? Eso es porque se ha demostrado científicamente que las enzimas de la miel tienen beneficios saludables. Además, los científicos han demostrado que tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas. Por estas razones, es una buena alternativa al azúcar blanco. Sin embargo, la miel tiene casi tantas calorías como el azúcar, por lo tanto, se debe consumir con precaución.


blog
1
2
3
post